A Mis Mejores Amigos No Los He Visto Nunca. Cartas Y Ensayos Selectos (CONTEMPORANEA)

A Mis Mejores Amigos No Los He Visto Nunca. Cartas Y Ensayos Selectos (CONTEMPORANEA)

Language: Spanish

Pages: 448

ISBN: 8490325758

Format: PDF / Kindle (mobi) / ePub

A Mis Mejores Amigos No Los He Visto Nunca. Cartas Y Ensayos Selectos (CONTEMPORANEA)

Language: Spanish

Pages: 448

ISBN: 8490325758

Format: PDF / Kindle (mobi) / ePub


Un viaje excepcional al mundo de Chandler, marcado por la genialidad, el alcoholismo, la soledad y la visión crítica de la industria del cine. Una lectura fundamental para los fans del género.

A mis mejores amigos no los he visto nunca recoge una amplísima selección de la correspondencia y la obra periodística de Raymond Chandler, y constituye como tal un volumen inédito. Aquí se desvelan sus reflexiones literarias, que se caracterizan por un gran sentido del humor, los secretos de su personalidad siempre al borde del abismo, su intuición artística, su curiosidad intelectual y su tormentosa relación con Hollywood. La primera parte del libro es una antología de sus cartas a amigos, editores, agentes y colegas que se lee como una fascinante biografía. La segunda parte consiste en una decena de artículos escritos para la prensa -varios nunca antes traducidos- , que retratan su cambiante visión del mundo a lo largo de los años.

Reseña:
La obra de Chandler me parece tan imprescindible literariamente como pueda serlo la de Hemingway o Scott Fitzgerald.»
Manuel Vázquez Montalbán

Collected Works, Volume 14: Marx and Engels 1855-56

Black and White and Dead All Over

The Silence of the Rational Center: Why American Foreign Policy is Failing

Back Stories: U.S. News Production and Palestinian Politics

The Death and Life of American Journalism: The Media Revolution That Will Begin the World Again

Chasing Newsroom Diversity: From Jim Crow to Affirmative Action (The History of Communication)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

conversación de un duque, acepta la conversación de un eminente ladrón. Y dado que, por ligero que haya sido su conocimiento de los círculos aristocráticos, su conocimiento de los hombres de genio es menor aún, rara vez puede detectar el fraude del que es víctima con tanta frecuencia. Puede tener cierta idea de cómo se comportaría un duque en una situación dada, pero un hombre de genio está por encima de las leyes, y en consecuencia sus acciones son imprevisibles. De modo que el lector toma, con

porque soy lo bastante realista como para conocer las reglas del juego. Hace mucho tiempo, cuando escribía para las revistas pulp, puse en un cuento una línea que decía algo así como �bajó del coche y caminó por la acera soleada hasta la sombra del portal, que cayó sobre su rostro como agua fría». Lo eliminaron cuando publicaron el cuento. Sus lectores no apreciaban esa clase de cosas, que solo retardaban la acción. Y yo me propuse demostrar que estaban equivocados. Mi teoría era que solo creían

ale. A Jamie Hamilton 27 de febrero de 1951 Yo no diría que encontré a Priestley falto de tacto, y por cierto que no tuve ninguna pelea con él. Representa muy bien el papel de nativo malhablado de Yorkshire. Fue muy agradable conmigo y se esmeró por quedar bien. Es brusco, enérgico, versátil y en cierto modo muy profesional; esto es, todo lo que le pasa por delante será material, y la mayor parte del material será usado de manera más bien rápida y superficial. Su filosofía social es un poco

de oficina estadounidenses (quizá también en Inglaterra), tiene la profundidad de dos cajones corrientes, y está hecho para contener carpetas de archivo, pero es raro que sirva para esa función, porque la mayoría guarda sus carpetas en archivos. Me da la impresión de que algunos de esos detalles fluctúan bastante. Sus pistolas también han variado. Empezó con una Lüger alemana automática. Parece haber tenido automáticas Colt de diversos calibres, pero no más del 38, y lo último que supe fue que

Pero por supuesto sé por experiencia propia que lleva tiempo, mucho tiempo, reconciliarse, y que hasta ahora usted ha mostrado mucho valor. Soy de los que no creen en la inmortalidad personal, porque no le encuentro una razón. Es probable que Dios encuentre algo que preservar, pero no sé qué. Podría encontrar incluso en mí, un hombre sensual, sardónico y cínico, alguna esencia digna de preservar, pero realmente no creo que sea nada que yo pueda reconocer. Gran parte de la persona es externa,

Download sample

Download