Desatame

Desatame

Noe Casado

Language:

Pages: 262

ISBN: 8415565747

Format: PDF / Kindle (mobi) / ePub

Desatame

Noe Casado

Language:

Pages: 262

ISBN: 8415565747

Format: PDF / Kindle (mobi) / ePub


Sin trabajo, sin casa, sin amante... La vida de Carla es un auténtico desastre, y para rematar la faena se ve envuelta en un turbio asunto en el que Aidan, un policía con aires de don perfecto al que detesta, interviene para defenderla. Lo que el chico de oro ignora cuando se presta a ayudarla a salir del bache, es que ella es una mujer de armas tomar...Desátame, la nueva y esperada novela de Noe Casado. Erotismo, pasión y emoción, te dejará sin aliento.

The Mahabharata: A Modern Rendering, Volume 2

The Children of the Sky (Zones of Thought, Book 3)

Paris Trance: A Romance

Madewell Brown

Find Me

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

conversación. —Sí, claro que lo es —respondió Bianca meciéndola—. ¿A que hacen buena pareja? —No sé... —murmuró la pequeña haciendo una mueca. —¿Ves? Los niños no mienten —dijo Carla—. ¡Qué pesadas estáis! —Entonces, ¿hay o no hay tema con la morena? —insistió Ian. —Lo hay, créeme —contestó Luke por Aidan—, tendrías que verles, aunque sigo opinando que se lo va a comer vivo... —No parece importarle —murmuró Matt. —¿Y cuál es el problema? —preguntó Ian. —Pues que si aquí el chico de oro

paseo seis años de impecable comportamiento. Él no era un policía ávido de emociones, su campo de trabajo era la investigación, a ser posible delante de un ordenador y sin ensuciarse demasiado. Dejó su americana de raya diplomática colgada en la silla. Cuando levantó la vista, una cara muy familiar le sonreía con sorna. —¿Qué? —preguntó. —Por fin aparece el héroe del día —se guaseó Luke—. ¿Cómo sienta estar en boca de todos? —¿Desde cuándo eres un cotilla? —Se sentó frente a su ordenador con

por ti, te la tiene jurada —aportó Luke—. Y me atrevería a decir que —se estiró en su silla— no va a parar, no parece ser de las que admiten que uno pase de ellas. —Ya, bueno, ¿y qué tengo yo que ver con esto? —preguntó Carla. —Tú eres un atajo para ir a por él. —Señaló con la barbilla a Aidan—. Es retorcida. —No sabes cuánto... —admitió el aludido haciendo una mueca—. Bueno, no te preocupes, me encargaré de ella. Luke arqueó una ceja ante ese comentario. —Ha hablado con mi padre —dijo

cambió de postura para intentar resistir la tentación. —Más, más fuerte —imploró ella sin dejar de tirarle del pelo. —Vas a dejarme calvo —gruñó él. —Pues deja de jugar ahí, maldita sea. Ese tono autoritario le hizo reír. Vale, estaba siendo un auténtico cretino, pero cómo le gustaba ser él quien llevase la voz cantante... Introdujo dos dedos, curvándolos en su interior, y notó cómo ella contenía la respiración para luego soltar un ronco gemido de satisfacción. Como no dejaba de hacer tenaza

esperar. Tenerla en brazos resultaba emocionante, un acto más íntimo que el propio sexo. Sentía las convulsiones de ella, el sudor en la piel de la espalda, las cosquillas de su pelo. Todo, absolutamente todo, le gustaba. Saber que era el causante de su placer resultaba una justa recompensa. Más incluso con una mujer tan exigente como Carla. Podía apostar lo que fuera a que ella no era de las que se conformaban con cualquier cosa, y que tampoco era dada a esas muestras de afecto. Ella se

Download sample

Download